Make your own free website on Tripod.com
BRASIL

Please visit Ryan Parton Writing Solutions, Comox Valley copy writer

Inicio

Mis sponsores:


HACE CLIC ACÁ PARA VER FOTOS

Hace clic sobre la región que quiere leer:

Tierra del Fuego a Montevideo Montevideo a Paraguay Bolivia Peru
El Norte de Brazil Venezuela


Proxima Página
Página Anterior

Hace clic acá para ver fotos

Diario:

miercoles, el 13 de octubre: Manaus, Brasil
Después de mi aventura en la lancha en Peru, decidí a tomoar un rápido, un bote con un motor fuera de bordo, a la frontera brasilera. Llegué en la ciudad brasilera de Tabatinga, sobre la tri-frontera con Brasil, Peru y Colombia. Es un lugar interesante, puedes caminar en Tabatinga, y de repente estás en Colombia, no aduanas, nada. Me gustó la idea de caminar a Colombia para una tasa de buen cafe, pero hacía demasiado calor.
De Tabatinga, tomé una otra lancha a Manaus, la capital de la Amazonía brasilera. Ésta lancha era mucho más cómoda, y aunque nos encontramos baradas una manana, soolo no quedamos barados unas cinco horas.
Despues de quatro días siguiendo el rio Amazonas, lleguemos en Manaus, una ciudade de dos millones de personas en el medio de la selva. Es una ciudad linda, pero hace tanto calor. Tengo miedo que, desde ahora, voy a pasar cada minuto de cada día sudando profusamente. Una de las cosas más bonitas en Manaus es el teatro, construido en los fines del siglo 19 durante el ¨boom¨ de goma en la region. Muy impresionante.
Espero que puedo irme de Manaus el viernes, porque tengo ganas de subir de nuevo mi bici, y aún más ganas de volver a mi pais. Extrano mis amigos, mi familia, y mi pueblito sobre mi isla bonita. Sin embargo, sé que tengo que llegar a la costa venezolana para culminar mi aventura, y esta página de mi vida.

viernes, el 22 de octubre: Boa Vista, Brasil
Yo passé mi último día en Manaus visitando el bosque da Ciença, un parque grande con muchos animales de la selva. Muy interessante, mucho más que un zoologico, pero le falta los gatos grandes! Supuesto que tendré que encontrarlos en la selva verdadera!
Salí de Manaus muy temprano el día siguiente para evitar el calor y el tráfico. Sin embargo, era un poco loco navigando las avenidas de Manaus, ya llenas de carros, al norte de la ciudad. Salí de la ciudad por fin después de 25 kilometros.
Quise hacer un día pequeño mi primero día, pero no había buen lugar para parar, y me sentí bien, y es muy difícil de dime parar cuado me siento bien. A ambos lados de la carretera había nada que bosque, y estuve por verdad en medio de la selva! Yo vi un serpiente grandíssimo, pero afortunadamente muerto, al lado de la carretera, y despues mi miedo de serpientes transformó cada palo y pedazo de goma en un serpiente esperandome. Sin embargo, no vi ningunos vivantes, pero muchos más muertos, todos más pequeños.
Después de alrededor de 125 kilometros, en calor hacía 38 grados, llegué en el pueblo de Presidente Figueriedo, donde me quedé un día para descansar. Allí, hay un parque bonito llamado Parque Urubuí, con un rio con pequenos cataratas, perfectas para bañar.
El día siguiente yo empezé de nuevo castigando mi cuerpo en el calor. Siempre me dije que iba a hacer un día corto, pero nunca me escuché. Hice varios días de más que 100 kilometros, pasando las noches en pueblos chiquitos al lado de la BR-174, la carretera que sube desde Manaus hasta la frontera con Venezuela. Tuve que conseguir un camion para llevarme a travers de una grande reserva indigena 100 kilometros al norte de Presidente Figuieredo, y aunque yo pensé que los dos choferes iban a robarme, nada se pasó, y me dejaron tranquilmente a un hotel al norte de la reserva. Al norte de la reserva, el paysaje es mucho menos salvaje, muchos estancias con vacas flaquissímas, y mucho tierra donde ya sacaron todos los arboles. Yo iba a hacer los últimos 140 kilometros a Boa Vista, una ciudad cerca de las fronters con Venezuela y Guyana, en dos días, pero lo hice en un largo. Llegué en Boa Vista cansado y quemado por el sol, pero contento de estar en civilización.
Mi misión en Boa Vista era de sacar plata, porque nunca pude sacra dinero con mi tarjeta de banco desde llegué en Brazil. Mi tarjeta no funcionó acá tampoco, pero después de tres horas en el Banco do Brasil, yo saqué plata con mi tarjeta Visa. No hay drama!
Ahora me falta sólo 230 kilometros hasta Venezuela, y tengo muchas ganas de llegar allí. Casí puedo olar la costa!

lunes, el 25 de octubre: Santa Elena, Venezuela
Yo me esperé que el viaje de Boa Vista a la frontera con Venezuela tomará tres días, pero lo hice en dos, más porque no había muchos lugares para conseguir comida y/o accomodaciones. La ruta era mucho más plano que me esperé, y los primeros 150 km eran atravesando la misma pampas que al sur de Boa Vista. Empiezo cada día muy temprano para evitar el calor de la tarde, y la luz de las mañanas era espectacular sobre el agua que estaba al lado de la carretera encima de la pampas. Había muchos grandes pajaros blancos mirandome del agua. Muy lindos.
Aunque había un hotel después de 100 km, era un poco caro para mi, y también yo decidí que iba a ir a la frontera en dos días, entonces debería hacer lo más que posible en mi primero día, mienras el terrano es plano. Andé otro 35 km y acampé detras de un resstaurante. Era la primera vez que usé mi carpa desde Bolivia. Aunque yo sudabab toda la noches, valió la pena para el amanecer.
Las lomas empezaron el día siguiente, pero muy lentamente. Yo empezaba pensar que so sería muy difícil pero 13 km antes de la frontera, yo dí cuenta que sería. Después de cada curva, la careterra subió más y más arriba, y el calor de la tarde era intenso. Sin embargo, llegué a la frontera unas horas después, completamente mujado do sudor, pero feliz de haber llegado al último pais de mi aventura. ¡Me falta sólo unos 875 km hasta la costa!

Proxima Página
Página Anterior


Inicio

Comox Valley Web Designer